//A nadie le amarga un dulce

A nadie le amarga un dulce

¿Te imaginas un rincón repleto de tus dulces favoritos? El día de tu boda, haz tu sueño realidad, y estarás incluyendo en tu celebración una de las tendencias más exitosas de los últimos años, las mesas dulces o Candy Bar.

Hace tiempo que esta tendencia le ha arrebatado el protagonismo indiscutible que hasta el momento tenía el tradicional pastel, en todas sus versiones, y no es de extrañar, porque no solo es un placer para las papilas gustativas, sino que es una obra de arte para la vista. Por eso, porque a su vez forma parte de la decoración del espacio donde se celebra la boda, es importantísimo tener en cuenta cómo se viste este rincón tan apetecible.

Una vez ya se ha decidido dónde se coloca y cómo irá decorado, ¿qué dulces se incluyen? En un primer momento, los Candy Bar estaban pensados para llenarlos de golosinas y caramelos, pero poco a poco la idea fue evolucionando hasta incluir postres mas bien sofisticados, como los cupcakes o los macarons, que acompañaban a la tarta nupcial.

Sin embargo, es vuestra boda, así que lo importante es que ese rincón también tenga mucho de vosotros. Obvio, siempre hay que pensar en los gustos de los invitados, pero ¿que os apasionan los donuts? ¡Pues incluidlos! ¿Que os encantan los coquitos? ¡Pues no pueden faltar! Esos dulces por los que perdéis la cabeza, ¡no pueden faltar!

Y sí, la opción saludable también tiene cabida, porque además es un recurso excelente para llenar de color la mesa de dulces. No solo es posible ofrecer postres veganos, vegetarianos, sin gluten…, sino que también se puede elegir una selección de frutas de temporada y exóticas que le darán un plus de sofisticación al Candy Bar. Eso sí, las fresas bañadas en chocolate, no pueden faltar, ¿o vosotros qué creéis?

2019-05-13T06:31:26+00:00